TEA

El conocimiento del autismo hoy en día es mucho más amplio. Sabemos que no es una enfermedad, sino un trastorno que dura toda la vida. Empezamos a conocer algunos factores genéticos relevantes y hemos aprendido que no hay incapacidad o ausencia de relación sino “dificultades” para comunicarse. Esta nueva percepción supone un cambio fundamental en la manera de abordar la intervención ya que, a partir de este momento, nos hallamos ante un concepto mucho más flexible y dinámico: “La persona con trastornos del espectro del autismo”

Ahora, el ámbito de acción es más abierto y esperanzador, ya que sabemos que trabajamos con niños, con niñas, con adultos que poseen identidad propia y que deben ser contemplados de forma individual y única. Trabajamos con personas:

  • Personas con unas características especiales
  • Personas con necesidades de apoyo
  • Personas con deseos, emociones, necesidades y sentimientos.
  • Personas con derechos
  • Personas con deberes
  • Personas con un futuro que no puede separarse del resto de la sociedad, esto es, crecer y desarrollarse dentro del marco de relaciones que forman el tejido social en igualdad de condiciones a los demás individuos.

La educación, el derecho a una vida lo más autónoma posible, el ocio, el trabajo, la amistad… han dejado de ser ideas extravagantes. Son los objetivos y, para alcanzarlos, debemos modificar nuestras estrategias.

La propuesta de Autismo España de una visión de los servicios basados en la persona con autismo significa que la función de los mismos no consiste en “asistir” o “curar”, sino en disponer de los apoyos necesarios para que cada sujeto se desarrolle de acuerdo a sus características. Supone, entre otras cosas, que nuestros esfuerzos se centran en explotar las capacidades y hacer el mundo más accesible e inclusivo, más de todos.

Los principios sobre los que están orientados nuestros servicios están basados en una serie de valores que constituyen el marco de referencia y una seña de identidad de nuestras organizaciones, y que se establecen en base a criterios tales como:

  • Respeto a la identidad de la persona
  • Derecho a elegir y a que se respeten sus preferencias
  • Derecho a la vida en comunidad
  • Derecho a una vida lo más autónoma posible
  • Derecho al trabajo

La nueva descripción de autismo, los modelos de calidad de vida, las manifestaciones de las personas con autismo… nos aportan pistas para trazar el camino. A partir de ellas podremos desarrollar esos criterios comunes y, entonces, compartir el futuro.

Lineas Investigación AUTISMO

Muchas de las líneas de investigación que se relacionan a continuación se corresponden con distintas teorías sobre el autismo que no se excluyen mutuamente. Existe especial compatibilidad entre aquellas que tienen una base médica o genética con aquellas que resultan muy útiles para describir la sintomatología de esta condición.

Cerebro Social:

Recientemente ha sido identificada la implicación del área del cerebro conocido como FFA (Fusiform Face Area) en el procesamiento y discriminación de las caras. Las últimas investigaciones sugieren que éste área es parte de una más general red de zonas cerebrales que son específicas para la cognición social, que se conocen como “el cerebro social”, y que parecen tener menor actividad en las personas con autismo

Coherencia Central:

Existe evidencia clínica de la tendencia de las personas con autismo a fijarse más en los detalles y en las partes, y a fallar en la obtención de una visión global, tanto en lo relativo a la percepción, atención, semántica y procesos lingüísticos.

Teoría de la Mente:

Algunos psicólogos cognitivos han encontrado evidencia de unas dificultades específicas de las personas con autismo en las tareas de “teoría de la mente” (sistema conceptual y mecanismo de inferencia para la comprensión y predicción de los estados mentales). Algunos investigadores han encontrado que un número elevado de la personas con Síndrome de Down tienen también dificultades en estas tareas bajo ciertas condiciones.

Intersubjetividad:

Distintos investigadores focalizan su actividad en lo que denominan la “dimensión afectiva y emocional” del desarrollo y sus trastornos. Sugieren que el autismo puede ser el producto de alteraciones en los procesos primeros de adaptaciones emocionales intersubjetivas. Por el momento las investigaciones en ésta línea cuentan con muchas dificultades experimentales y escasos resultados.

Funciones Ejecutivas:

Las personas con autismo muestran un bajo rendimiento en aquellas tareas relacionadas apoyadas en lo que se conoce como la ‘función ejecutiva’. Esta teoría propone que los déficits en las funciones ejecutivas responsables del control y la inhibición del pensamiento y la acción son las causas primarias del autismo. Sin embargo, distintas investigaciones han encontrado que éste déficit aparece también, entre otros, en los niños de otra condición clínica: el déficit de atención e hiperactividad, con lo que no podría decirse que éste déficit sea específico del autismo, lo que no resta necesariamente utilidad explicativa a esta teoría.

Genética:

Tan solo algunos de los trastornos del espectro del autismo tienen ya una base genética identificada. Este prometedor campo arrojará luz en los próximos años sobre las causas genéticas del autismo y sobre su papel en el desarrollo de esta condición. Son muy numerosos los equipos investigadores que persiguen la identificación del grupo de genes implicados.

Intervenciones educativas:

La educación es, hoy por hoy, la principal herramienta con la que se cuenta para abordar el autismo. Apoyándose en las hipótesis y los resultados de distintas teorías explicativas del autismo existen diferentes grupos que centran su actividad investigadora en la identificación de las terapias o estrategias de intervención que resulten más efectivas. Dada la heterogeneidad de las personas con autismo, se persigue encontrar estrategias concretas para abordar dificultades concretas de cada persona con autismo. Desde el punto de vista práctico los resultados que en este campo se encuentren serán extremadamente relevantes para la obtención de un currículum de aprendizaje cada vez más sólido y eficaz.

Aspectos Generales y Presentación Clínica

Actualmente está ampliamente aceptado que los trastornos incluidos dentro del espectro del autismo -según la clasificación internacional vigente: “Trastornos Generalizados del Desarrollo” son trastornos neuropsiquiátricos, que, presentando una amplia variedad de expresiones clínicas, son el resultado de disfunciones multifactoriales del desarrollo del sistema nervioso central.

Prevalencia: los estudios convergen a la hora de establecer que en todo el mundo 5 de cada 10.000 personas presentan un cuadro de “autismo clásico”, y de que si tomamos en consideración todo el espectro del síndrome, es decir el espectro del autismo, éste afecta aproximadamente a 1 de cada 700 o 1.000 personas.

Afecta a 4 niños por 1 niña y se encuentra la misma proporción de casos de autismo en todas las clases sociales y en las diferentes culturas estudiadas.

Algunos estudios recientes establecen que se ha producido un gran incremento de la tasa de casos identificados. No está claro si esto representa un incremento real de la incidencia, o es un efecto de las modificaciones en los criterios diagnósticos, o el que los profesionales tengan una mayor conciencia del autismo, o el que se efectúen diagnósticos poco estrictos.

Todos los casos presentan síntomas en las siguientes tres áreas:

1.Alteración del desarrollo de la interacción social recíproca

En algunas personas se da un aislamiento social significativo; otras se muestran pasivas en su interacción social, presentando un interés escaso y furtivo hacia los demás. Algunas personas pueden ser muy activas en establecer interacciones sociales, pero haciéndolo de manera extraña, unilateral, e invasiva; sin considerar plenamente las reacciones de los demás. Todas tienen en común una capacidad limitada de empatía, pero son capaces, a su manera, de mostrar sus afectos.

2.Alteración de la comunicación verbal y no-verbal

Algunas personas no desarrollan ningún tipo de lenguaje, otras muestran una fluidez engañosa. Todas carecen de la habilidad de llevar a término una “conversación”. Tanto la forma como el contenido de sus competencias lingüísticas son peculiares y pueden incluir ecolalia (ej: repetición contínua de palabras y/o frases) inversión pronominal, e invención de palabras. Las reacciones emocionales a los requerimientos verbales y no verbales de lo demás son inadecuadas –evitación del contacto visual, incapacidad para entender las expresiones faciales, las posturas corporales o los gestos, en otras palabras todas las conductas implicadas para establecer y regular una interacción social recíproca-.

En algunos casos el desarrollo del lenguaje parece haberse interrumpido o incluso haber retrocedido. En otros casos puede asociarse con trastornos del desarrollo del lenguaje receptivo y expresivo. El repertorio de expresión y regulación de emociones es distinto al habitual; algunas veces aparentemente limitado y otras excesivo. A menudo se detecta graves dificultades para identificar y compartir las emociones de los demás.

3.Repertorio restringido de intereses y comportamientos

La actividad imaginativa resulta afectada. La gran mayoría de personas incluidas en el espectro del autismo fallan en el desarrollo del juego normal de simulación “jugamos a que yo soy…(médico, bombero..) ficción o fantasía. Esta limitada imaginación obstaculiza y limita su capacidad para entender las emociones y las intenciones de los demás. En algunos casos la actividad imaginativa es excesiva.

En la mayoría de los casos la actividad imaginativa es ineficaz en su función adaptadora. En la medida que carecen de la capacidad de imaginar el pensamiento o la mente de los demás, les resulta muy difícil anticipar lo que puede suceder, y afrontar los acontecimientos pasados.

Los patrones de conducta son, a menudo, ritualistas y repetitivos. Pueden apagarse a objetos inusuales o extraños. Los movimientos repetitivos y estereotipados son habituales. A menudo se da una gran resistencia al cambio y una perseverancia en la inmutabilidad. Cambios insignificantes en el entorno pueden provocar un profundo malestar. Muchas niñas y niños afectados de autismo desarrollan intereses específicos o preocupaciones sobre temas peculiares.

Además, en muchos casos, se da una sensibilidad inusual hacia los estímulos sensoriales –táctiles, auditivos y visuales-. Otros rasgos comunes asociados y no específicos incluyen: ansiedad, trastornos del sueño y de la alimentación, trastornos gastrointestinales y las rabietas violentas con, a veces, conductas auto-lesivas.

La expresión clínica puede variar mucho de una a otra persona, y también en una misma persona en el transcurso de su desarrollo. Algunas características pueden ser muy intensas y dominantes en una edad y pueden fluctuar tanto en naturaleza como en intensidad en otra, y si bien conducen a perfiles clínicos muy diferentes, todos constituyen expresiones del espectro del misimo síndrome.

Además de las variaciones en la conducta, se da una enorme diversidad respecto al nivel de funcionamiento mental, que va desde una inteligencia normal o incluso superior, hasta una profunda discapacidad intelectual. Hay que destacar, sin embargo, que en las tres cuartas partes de los casos identificados de trastornos del espectro autístico, concurre una discapacidad intelectual.

Fuente: http:// www.autismo.org.es

Nota: En nuestro afán de ayudar de manera efectiva en la temática de los TEA, desde el conocimiento y la información confiable, entregamos parte del contenido de esta importante página web de España.

5 pensamientos en “TEA

  1. susana catripan

    hola a mi hijo recién lo diagnosticaron con autismo y tiene tres años recien ,todo esto ha sido muy dificil para mi y me gustaría recibir mas informacion de su colegio ya que tengo que inscribirlo lo antes posible en uno

  2. cynthia

    HOLA, QUISIERA SABER SI CON EL EDIFICIO NUEVO DE LA ESCUELA PUKARA VAN A HACER ALGUN CURSO DE NIÑOS PEQUEÑOS YA QUE MI NIÑO RECIEN TIENE DOS AÑOS Y MEDIO Y SE ME HA HECHO MUY DIFICIL INTEGRARLO EN ALGUNOS DE LOS CUALES HAY EN LA REGION

    AYUDAAAA

  3. Carolina Pérez Gutiérrez

    Quería saber si tienen colegios o establecimientos educacionales, en Santiago para que mi hijo de 6 años pueda ingresar?

  4. Marjorie Campusano

    Estimada: nuestro colegio se encuentra en Copiapó y no tenemos colegios en otras regiones.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *